Fresa desecada extra tierna
La fresa desecada es un alimento muy nutritivo, y rico en vitamina C. Incluirla en la dieta de vez en cuando, ayuda a eliminar toxinas del organismo dado su carácter depurativo.

Esta deshidratación, permite tomar fruta de temporada en cualquier época del año.

El procesado de la fresa partiendo de materia prima sana y en su punto de maduración da como resultado una fruta muy agradable al paladar, de color rojo oscuro, fácil de comer, ligeramente dulce y con el sabor propio del producto.

Conservación: Mantener a una temperatura entre 8 y 12 ºC.

Al igual que la cereza, el melocotón o la manzana se puede tomar como aperitivo o utilizarlo en cocina para elaborar postres, decorar, etc.

Formato: Bandeja de 2 kg, termosellada, en atmósfera protectora.

Unidades por caja: 5.


background