fruta desecada extra tierna
La característica que mejor define a la fruta desecada extra tierna es que a pesar de haber sufrido una pérdida considerable del agua de su composición, mantiene una jugosidad y terneza tal, que sin apenas tener que masticar, inunda el paladar del sabor de la propia fruta pero con mayor intensidad, ya que la pérdida de agua hace que se potencie su sabor y que aumente la concentración de la mayoría de vitaminas y minerales de su composición.

Manteniéndola a la temperatura adecuada, indicada en la etiqueta, la fruta no sufrirá ninguna alteración ni en sabor ni en su aspecto, durante un largo periodo de tiempo.
background